Declaración frente a violencia policial contra Gustavo Gatica Villarroel

Declaración Pública del Departamento de Historia

A la Comunidad Universitaria

Estimada Comunidad Universitaria,

Se hace llegar la siguiente declaración pública del Departamento de Historia de nuestra Universidad:

Declaración Pública del Departamento de Historia

Gustavo Gatica Villarroel, hermano de nuestro estudiante doctoral Enrique Gatica, fue herido en la noche del viernes 8 de noviembre mientras se manifestaba en Plaza Italia. Como en tantos otros casos durante las últimas tres semanas, la herida se produjo por un disparo de perdigones directamente al rostro, lo que ya le ha significado la pérdida de un ojo, y la posible pérdida del segundo.

Resulta tan inexplicable como inaceptable que el Cuerpo de Carabineros continúe incurriendo en este tipo de prácticas represivas luego de todas las denuncias acumuladas desde que se inició el actual ciclo de protestas sociales. La reiteración de esta violación flagrante a un derecho humano tan elemental como lo es el de la integridad física hace imposible seguir hablando, como lo hace el Gobierno, y muy particularmente su Ministro de Justicia y Derechos Humanos, de «excesos individuales» o «incidentes lamentables». Muy por el contrario, lo que se observa es una política sistemática de amedrentamiento mediante un recurso tan deleznable como lo es disparar directamente al rostro de las personas. Ni siquiera la acción de instancias como el Instituto Nacional de Derechos Humanos y la presencia en el país de numerosos observadores internacionales han resultado ser un factor disuasivo a este respecto.

En vista de esta situación, el Departamento de Historia de la Universidad de Santiago de Chile solidariza con la familia de nuestro estudiante Enrique Gatica, y denuncia públicamente la recurrente violación de los Derechos Humanos más elementales por parte de agentes del Estado. En esta oportunidad, la víctima resultó ser alguien cercano a nuestra comunidad, pero estos hechos se han hecho extensivos al conjunto de la sociedad chilena, evocando épocas muy oscuras de nuestra historia que jamás hubiésemos pensado que se pudieran repetir, menos aún bajo la responsabilidad de un Gobierno que se proclama defensor incondicional de los Derechos Humanos.

Santiago, 9 de noviembre de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *