Estallido social IV: En busca de una salida a la crisis – Notas para el debate

Imagen: Patricio Rivera Moya (ECO)

Luego de prácticamente seis semanas de movilizaciones, desde el estallido social del 18 de octubre pasado, resulta difícil aún imaginar cuál será la salida a la actual crisis por la que atraviesa la sociedad chilena. Por Mario Garcés Durán*

En la actual coyuntura, nada está asegurado de antemano. El fortalecimiento de la sociedad civil a través de encuentros, cabildos y asambleas es un proceso de aprendizaje, de reflexión, de debates y de deliberación que necesita expandirse y multiplicarse hasta sumar a los más sencillos, a los menos politizados. No basta ser mayoría en la calle, hay que proponerse ser mayoría en el barrio, en la escuela, en el trabajo, en la Iglesia, en el club deportivo, en toda la diversidad y anchura de nuestro pueblo. Este es el principal desafío de una “revolución democrática”, la capacidad de sumar diversidades, las propias de nuestro pueblo.

La mayor disputa política del tiempo venidero será la capacidad del pueblo movilizado por imponer su voluntad democrática a la clase política. Se trata, por cierto, de un desafío mayor, difícil de alcanzar en corto plazo. De este modo, reconociendo las dificultades para modificar los plazos y las formas en que la clase política han definido, es necesario imaginar la posibilidad de una Asamblea Constituyente de los Pueblos y de los Movimientos Sociales. De este modo y con autonomía del Estado, la sociedad civil podría elaborar sus propios principios y propuestas para un nueva Constitución Política del Estado, disputando contenidos con el discurso oficial, oponiendo visiones y puntos de vista, presionando a los eventuales “constituyentes oficiales”. En rigor, el pueblo puede, aunque es un desafío enorme, actuar dentro de la legalidad prestablecida, pero también, de manera fáctica, por la vía de los hechos.

Revisa artículo completo: Estallido social IV: En busca de una salida a la crisis. Notas para el debate Pdf 331 KB

*Historiador. Director de ECO; Educación y Comunicaciones. Miembro de Comité Editorial de LOM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *